Empresa (Historia)

“Ing. Augusto H. Spinazzola S.A.” es una empresa argentina que lleva el nombre de quien la fundó en 1965. Desde su inicio y durante veinticinco años se ha dedicado a la realización de obras de ingeniería civil, de ingeniería en gasoductos, de tendido de líneas eléctricas y a la fabricación y montaje de estructuras metálicas. En 1979 licita por primera vez la construcción, instalación y mantenimiento de refugios peatonales en la ciudad de Buenos Aires a cambio de la comercialización de los espacios publicitarios incluidos en ellos. El alto riesgo empresario y la falta de antecedentes locales en un modelo de gestión de la ciudad que combina una actividad comercial con la prestación de un servicio público, sin costo alguno para los usuarios, convirtieron aquella experiencia en un gran desafío. Para “Spinazzola” el desafío consistió en desarrollar, en un mercado de riesgo, con inteligencia y recursos propios, profesionales y mano de obra locales, una empresa cuyos productos y gestión pudieran adecuarse a la vez a servicios de calidad y funcionalidad requeridos por los usuarios y de compromiso con las políticas de desarrollo de las ciudades. Esto significó desde el principio que tanto el mobiliario urbano como su mantenimiento no sólo no implicaría costo alguno para las ciudades sino, en cambio, sería una transferencia de patrimonio del sector privado al público. Para ello fue necesario conseguir los anunciantes, que son quienes hacen que el desarrollo de este modelo sea posible. Por lo tanto, el desafío comercial sustento de las operaciones consistió en el desarrollo de un nuevo mercado inexistente en el país: el de los medios transiluminados de publicidad en vía pública. La calidad, eficiencia y eficacia de los dispositivos lograron en un principio el reconocimiento de los anunciantes líderes e innovadores, ampliándose luego hasta llegar a los más conservadores. Desde entonces, la confianza de todos ellos ha ayudado a “Spinazzola” en el cumplimiento de la misión propuesta: perseguir el liderazgo creativo en medios de comunicación exterior e interior, de última generación, con ética y calidad de servicio personalizado. Las instituciones de bien público sin fines de lucro cuentan también con espacios cedidos por la empresa con el objetivo de colaborar con el progreso de una sociedad de la cual “Spinazzola” es parte. La exitosa gestión de la empresa a partir de aquellos primeros refugios demostró que la prestación de un servicio de alta calidad urbana con costo cero para las ciudades era viable también en la Argentina. En 1991, “Spinazzola” gana nuevamente la licitación, aún vigente, de mobiliario urbano de la ciudad de Buenos Aires, por la fabricación, instalación, mantenimiento y explotación de un mínimo de 1300 refugios de colectivos, siguiendo con el modelo de inversiones de riesgo (es decir recupero de inversión y obtención de beneficio a través de la explotación de los espacios publicitarios). Un año antes, la empresa había instalado más de 200 refugios en el Partido de La Plata. En 1998 ganó la concesión de 300 pantallas publicitarias en la ciudad de Santa Fe y en 1999 instaló 400 refugios y 200 postes de señalización en la ciudad de Paraná. A mediados del 2000 obtuvo el contrato de sustitución de todos los elementos de publicidad estática en los corredores de los ferrocarriles Mitre (en sus 3 ramales) y Sarmiento, en un proyecto que incluyó el desarrollo de un nuevo sistema de carteleras de información a los usuarios. En la actualidad, Ing. Augusto H. Spinazzola S.A. mantiene y comercializa miles de refugios peatonales, pantallas y gigantografías transiluminadas, con contratos ya adjudicados hasta 2011. La empresa ha integrado su infraestructura industrial, su experiencia de gerenciamiento y sus recursos humanos para realizar con su propia estructura el diseño, la fabricación, la instalación y el mantenimiento de mobiliario urbano, y la comercialización de sus espacios publicitarios, incluyendo servicios al cliente como la impresión en serigrafía del material exhibido. En todas estas áreas responde a las normas de gestión de calidad ISO 9001:2000 Administrar su negocio en forma integral, le permite asegurar un servicio público de alta calidad urbana sin costo alguno para la ciudad. Ciento por ciento nacional, no paga regalías ni remite utilidades al exterior y lleva 40 años invirtiendo en el país y generando negocios y empleo para los argentinos en cada ciudad en la que opera.